El presidente Alberto Fernández sostuvo que se pagará un Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) en diciembre, pero que será focalizado para los sectores más vulnerables. Además no descartó implementar una moratoria previsional para que las personas que no tengan ingresos en blanco puedan jubilarse. 

"Tratamos de llegar a aquellos que estaban fuera del sistema y sin ingresos. Ahora el IFE incluía a mucha gente, desde personas muy necesitadas hasta personas que no registraban empleo pero que su familia los podía mantener. Lo que nosotros hicimos es no generalizar el IFE y direccionar a los sectores más vulnerables que tenemos", explicó el mandatario peronista.

El presidente luego especificó cómo será la medida: "Vamos a tener un IFE focalizado. Por ejemplo, el IFE se pagaba a los monotributistas de las dos categorías más bajas entre los que estaban los taxistas. A ellos no se les pagaría esta ayuda que estamos planteando, lo que estamos haciendo ahora". Hasta ahora, el IFE se pagó en cuotas a 9 millones de argentinos. No se aclaró a cuántos alcanzará la nueva modalidad. 

En la misma línea, el mandatario explicó que se potenciarán algunos planes sociales como la Tarjeta Alimentar y que se hará una inversión de entre 10 y 15 mil millones de pesos