El Gobierno decidió no pagar el IV Ingreso Familiar de Emergencia correspondiente a diciembre. Sin embargo, mantendrá 4 programas sociales muy importantes, que alcanzan a 10 millones de personas. "El Estado no se va a retirar", aseguró el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo.

"Vamos acompañando a todas las personas que tienen dificultades para reinsertarse en el mercado laboral", insistió el ministro 

El programa principal es la asignación universal por hijo que amplió su alcance y llegó a los 5 millones de menores de 18 años. Se espera además que haya un bono extra en diciembre, que incluiría también a todos los jubilados que cobran la mínima (3 millones). 

Además, el gobierno a desarrollará Potenciar Joven, que apuntará "a los jóvenes de 18 a 29 años" y el Potenciar Trabajo, para "quienes tienen trabajo pero perdieron ingreso". Se trata de 9400 pesos para un universo de 4 millones de jóvenes. 

Además, se duplicará el valor de la tarjeta alimentaria a fin de año. En total, ya tienen la tarjeta casi 2 millones de familias.