Hasta hace unos años, se hablaba de récords en la venta de automóviles, con cifras que llegaban al millón de unidades por año. De hecho, y a pesar del ajuste que viene llevando adelante el Gobierno de Mauricio Macri, se vendieron 800 mil en 2018. 

Este año, ese número caerá hasta 470 mil, un 40% menos que el año pasado. Y habrá que ver si se llega a esa cifra...

Los números del sector alarman. En lo que va del año se patentaron 190 mil autos 0KM, un 50% por debajo del mismo período de 2018. El ajuste, la caída del poder adquisitivo de los trabajadores y la inflación hicieron su trabajo. Comprarse un auto nuevo, parece un sueño imposible para los argentinos. 

“Llegar a 500.000 vehículos, con la tendencia actual, parece imposible. Con el dólar quieto y la inflación controlada vamos a estar 20.000 o 30.000 unidades abajo. Si se complica la economía, por las elecciones, puede ser peor”, alertaron desde el sector a Ámbito Financiero.