Según el propio Banco Central, las reservas están en poco más de 47 mil millones de dólares. Llegó a esa suma a pesar del ingreso de divisas a partir del acuerdo del Fondo Monetario Internacional. En resumen: perdió 34 mil millones en sólo 6 meses. Récord absoluto. 

"En la última semana, se perdieron otros USD 682 M de las reservas. Nunca un gobierno perdió tantas reservas (más de USD 34.000 M en 6 meses) pero, con el maquillaje de la deuda, lo ocultan. Que pague el que sigue", ironizó el economista Mariano Kestelboim en las redes sociales. 

Esos cambios en las reservas explican la urgencia del Gobierno por acordar con el FMI. Necesita con urgencia dólares frescos para sanear la sangría de dólares de la economía. 

Además, Kestelboim volvió a cuestionar la gestión de Cambiemos: "Según los pronósticos del FMI (son optimistas cuando se aplican sus recetas), la economía nacional será un 3,5% menor que en 2015, con una población que será un 4% mayor. Y con una distribución de la riqueza mucho más concentrada y USD 124.500 M más de deuda externa. Herencia", describió. 

Y cerró su cadena de tuits: "Eso cuando Cambiemos finalice su mandato presidencial. También tendremos menos industria, más desempleo, más pobreza e indigencia. Prefiero no seguir. Es un bajón. Nos hunden en una dependencia muy dolorosa".