Miles de usuarios de todo el país usaron las redes sociales para quejarse del brutal aumento que el Grupo Clarín incluyó para los servicios de cable (Cablevisión) e internet (Fibertel). Las subas son del 25%. Sin embargo, la entidad regulatoria sólo le permitió el 5%. Los ricos no piden permisos...

Según una decisión de la ENACOM, la autoridad competente en materia de telecomunicaciones, sólo se aprobaron subas del 5% en enero. Sin embargo, la empresa que conduce Héctor Magnetto decidió mandar de forma unilateral incrementos del 25%. ¿Habrá sanciones?

Según las quejas de los usuarios, llegaron importes de 2700 o 3500 pesos. Desde la empresa nadie se hace cargo ni responden los reclamos de sus clientes. Todas las líneas están sospechosamente caídas. 

Por su parte, desde el ENACOM aclaron que "algunas empresas procedieron a emitir facturaciones previamente a lo establecido por resolución y comunicaron incrementos superiores a los autorizados por el ente regulador".

Ante ese escenario, los usuarios tendrán dos vías para reclamar.

-Una de ellas es exigir a la empresa prestadora del servicio de internet, telefonía o tv por cable, la refacturación antes de abonar el importe por la prestación del mismo. Como se sabe, se trata de una opción que muchas empresas no aceptan. 

-La segunda alternativa será abonar el importe facturado, debiendo la empresa reintegrar el dinero por encima de los aumentos autorizados, a través de una nota de crédito en la factura del mes próximo.