Todo parece indicar que la empresa automotriz Deutz Agco bajará definitivamente sus persianas y dejará a 190 trabajadores de la localidad de General Rodríguez y Haedo en la calle. La principal razón: la caída de las ventas por la recesión económica. 

La fábrica de motores está ubicada en Haedo, donde hay 70 trabajadores, cerrará sus puertas a fines de enero. Mientras que la que produce tractores, radicada en General Rodríguez, dejará de funcionar en mayo. Allí 120 trabajadores de ese establecimiento se encuentran suspendidos porque hace meses no registra actividad y se están acordando las condiciones de los despidos, según reseñó Infocielo. 

Deutz es una compañía alemana con 134 años de historia en el país. La misma comenzó como empresa proveedora de energía y más tarde se especializó en la producción de los tractores Valtra y Massey Ferguson, y motores diesel. Desde 2016, la empresa se encuentra en un proceso de crisis que incluyó la suspensión de personal y despidos.