El Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV) reveló que la canasta básica de los jubilados subió "un 70% en un año y ya supera los $8.900, con cuantiosos aumentos en alimentos y bebidas (+58%), medicamentos y salud (+53), y tarifas y gastos de vivienda (+52%)". 

El informe difundido por el equipo de economistas de Economía UNDAV analizó el aumento del costo de vida de los adultos mayores y apunta que la situación es “más crítica” para los jubilados “que para el promedio de trabajadores de ingresos fijos”.

En base a un relevamiento de precios de la canasta de consumo de los jubilados, el último año subió casi un 70% si se consideran los bienes y servicios más elementales, a los fines de satisfacer los requerimientos de vida básicos y fundamentales; la variación trepa al orden del 61% para el segmento medio; mientras que el incremento no fue menor al 58,3%, para el caso de la canasta más onerosa.

En este sentido, la canasta de consumo más básica aumentó a "un costo superior a los $8.900 en marzo de este año, la canasta de costo medio subió a los $11.753, mientras que la canasta más dispendiosa se posiciona cerca de los $14.000, en promedio".