El candidato a presidente por el peronismo, Alberto Fernández, logró lo que el mandatario vigente, Mauricio Macri, no pudo. Esto es, llevar calma a los mercados financieros. Luego de una entrevista donde despejó dudas sobre su moderación, el dólar cayó 2 pesos, luego de varias jornadas muy calientes. 

Así las cosas, la divisa norteamericana terminó en los 60 pesos, precio que es "razonable" para Alberto, según describió en una entrevista radial. Lo mismo habían señalado economistas cercanos a su espacio.

"Lo que me preocupa es el nivel de las reservas, por eso le pedí al presidente que preste atención a ese tema", deslizó. 

Lo que pasó hoy contrasta con lo ocurrido ayer, cuando el dólar se disparó casi 10% luego de Macri brindara una insólita conferencia donde pidió perdón por culpar al electorado por la crisis. "Estaba sin dormir", argumentó .