Caída de la actividad económica, del consumo, de la industria, inflación descontrolada... Nada de esos indicadores le interesan al FMI que otra vez volvió a celebrar las políticas macristas. 

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, valoró los "avances del programa económico argentino" en una reunión que mantuvo hoy en Japón con el ministro de Economía, Nicolas Dujovne, y el presidente del Banco Central, Guido Sandleris.

En la reunión, Lagarde aseguró que la aplicación del programa económico estabilizará "aún más la economía" y aseguró que "sentará las bases para un crecimiento sostenible e inclusivo". ¿Inclusivo? La pobreza y el desempleo no dejaron de crecer desde abril del año pasado, cuando Argentina firmó el convenio con el FMI. 

Al término de la reunión, el FMI emitió un comunicado con declaraciones de Lagarde en el que sostuvo: "Fue un placer haberme reunido hoy con el ministro Nicolas Dujovne y el Presidente del Banco Central, Guido Sandleris, en Fukuoka. Intercambiamos opiniones sobre los recientes desarrollos de la economía mundial y las perspectivas de Argentina".

"Los continuos esfuerzos de las autoridades en materia de políticas han conducido a importantes avances, incluida la disminución de los déficits fiscal y corriente. Las autoridades argentinas y el equipo del Fondo continúan trabajando en la cuarta revisión del Acuerdo Stand By", añadió.