El macrismo anunció que va a "fijar los precios" de una serie de "Productos Esenciales" por seis meses. Sin embargo, la letra chica incluyó aumentos que pueden llegar hasta el 26% en el caso de una marca de arroz y alcanzan el 22% en una marca de yerba, sin considerar el aumento del 40% que se autorizó a Mastellone por cambiar la marca de su leche. 

Es decir: el Gobierno le permitió a las empresas que volvieran a remarcar productos clave de la canasta básica y luego publicitó un "congelamiento" que no es tal. 

Según reseñó el portal oficialista Infobae, en promedio, los aumentos previos a que arranquen los "Productos Esenciales" alcanzan un 8,13% para un grupo de 33 productos de 64 que contiene el nuevo programa. La comparación se hace con la lista de "Precios Cuidados", al 7 de enero pasado, el programa que enmarca a esta nueva categoría y que venía renovándose por cuatrimestre. La nueva lista incorporó bienes adicionales. En el mismo período la inflación se aceleró a un 12 por ciento.

La otra pregunta que surge sobre el programa macrista es la siguiente: ¿Quién controlará que no haya cambios en las listas acordadas? El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, reconoció: "No es necesario controlar, esto es un pacto de caballeros".