La crisis económica y social crece mes a mes, con fuerte impacto sobre las familias argentinas, cada vez más complicadas para afrontar la inflación récord. En los últimos 4 años, la suba de precios superó el 200%. 

Ante ese escenario, muchos supermercados implementaron "outlets de comida": esto es, la venta de productos que están por vencer a precios accesibles. 

Según un informe del noticiero de Telefé, "los outlets de comida se vuelven una opción ante los aumentos de precios y cada vez son más locales que ofrecen productos que están por vencer a bajo valor". Gravísimo.