El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos publicó el Índice de Salarios de marzo de 2021. Los valores anualizados muestran un incrementó del 32,7 por ciento, que si le se lo cruza con los últimos datos de inflación, marzo de 2021 anualizado, da un diferencial positivo a favor de la inflación de 10 puntos. De todas maneras, la tendencia en el aumento de capacidad de compra de los salarios está en aumento, en gran medida por las paritarias 2021. 

La tendencia en ese sentido acompaña la escalada de la inflación. En marzo, el aumento intermensual del Índice de Salarios fue del 5,0 por ciento, contra el aumento del Índice de Precios al Consumidor de 4,8 para el mismo mes.

Por ahora los aumentos salariales acordados empatan a la inflación e inclusive recuperan un poco. Sin embargo, cuando se desagregan los datos del IPC, los alimentos siguen en una escalada por fuera del promedio, 5,2 por ciento en el Gran Buenos Aires, y de 4,8 a nivel nacional. Los alimentos explican el aumento de la inflación de manera anualizada, en particular de disparada a partir de octubre de 2020.

Un dato muy relevante tiene que ver con la prepandemia. Los datos del Índice de Salarios muestran que en enero, febrero y marzo de 2020, antes de que se decretara la primera cuarentena, los salarios recuperaron casi 15 puntos porcentuales en una tendencia sostenida de aumento en la capacidad de compra de los trabajadores. Esa tendencia clara se vio interrumpida por la pandemia, que generó una merma en la actividad económica y los salarios registrados.