El Indec confirmó los peores pronósticos: la construcción cayó un 8,5% y la industria lo hizo un 5,1% en septiembre. Se espera un fin de año muy malo. 

Con esas cifras oficiales, el gobierno de Mauricio Macri sigue mostrando resultados pésimos, de una gestión que prácticamente no tiene nada para mostrar. El "mejor equipo en 50 años" sigue fracasando en todos los niveles.