El Banco Central (BCRA) tuvo una activa intervención para contener al mercado cambiario, ante las operaciones de sectores vinculados al macrismo que buscaron forzar una devaluación en la previa de las elecciones. El macrismo prefiere una crisis económica con tal de lograr unos votos más. 

El Central vendió alrededor de 500 millones de dólares y así evitó la salida devaluadora de sectores del establishment. Sobre el cierre, el dólar blue llegó a 207 pesos pero luego terminó por debajo de los 200 pesos. La brecha cambiaria está muy caliente y habrá qué ocurre la semana que viene, con un Banco Central que tiene reservas contadas.

Al 9 de noviembre, el organismo financiero oficial contaba con casi 43 mil millones de dólares, uno de los puntos más altos desde 2019. Sin embargo, de ese total, menos de 5 mil millones son reservas de "libre disponibilidad" para usar en el mercado cambario.

Por la deuda externa irresponsable tomada por el gobierno de Cambiemos entre 2016 y 2019, el país enfrenta una encrucijada en relación al dólar. De cómo la resuelva, dependerá sus posibilidades de desarrollo.