La producción industrial cayó en mayo un 1,2% en relación al igual período de 2017. Con todo, y a pesar de tener un rendimiento muy malo en el macrismo, la industria había levantado en los meses precedentes. Ahora volvió a caer y en junio sería aún peor. 

El sector es uno de los más perjudicados por las políticas de Cambiemos: desde diciembre de 2015, la industria perdió 2500 puestos por mes. 

Otro dato desalentador tiene que ver con la construcción, que creció en mayo pero se desaceleró notablemente en relación a abril. Es uno de los pocos sectores que el macrismo alentó desde 2017 para mantener la actividad económica y la creación de empleo. La incertidumbre es qué pasará ahora cuando el oficialismo profundice en el ajuste fiscal.