Según los números de la actividad industrial que corresponden al Índice de Producción Industrial (IPI) del INDEC, el sector en su conjunto produjo un 4% más que en abril de 2019 y un 4,2% más que en febrero de 2020, mes previo a la llegada del Covid-19. Todas muy buenas noticias. 

En tanto,  abril mostró que el Indicador Sintético de la Actividad de la Construcción (ISAC) aumentó, por otro lado, un 321,3% interanual, un fuerte aumento que en parte se explica por la baja base de comparación por las restricciones de la pandemia en 2020.

Tanto industria como construcción son dos sectores muy importantes porque pueden dinamizar la creación de empleo, todavía una deuda pendiente. Según el presupuesto de 2021, se espera que Argentina pueda crecer un 5%. 

Mientras tanto, también llegan buenas noticias del sector exportador, con ventas récord al exterior. Gracias a precios internacionales altos, los primeros 5 meses del 2021 marcaron los números más alto desde 2002. Ese ingreso de dólares le dio mucha tranquilidad al Estado nacional en su intención de estabilizar el dólar. ¿Hay luz al final del tunel?