El Gobierno reperfiló el pago del AF20 hasta septiembre, a partir de una negociación dura con los fondos de inversión. De hecho, el ministerio de Economía sacó un comunicado donde cuestión a los "sectores especuladores" y aseguró que "defenderá el interés de los argentinos". 

La línea política está clara y bajó del propio presidente Alberto Fernández. “No puede ser que toda la economía argentina esté ajustándose a no indexar por arriba de la inflación, que les pidamos a sindicatos y jubilados que sólo aspiren a empatar este año; y que los acreedores nos exijan siempre ganar y nos amenacen con ponernos al límite”, fue la frase que el lunes por la tarde, al cierre del mercado, se escuchó en la Casa de Gobierno y que derivó en la decisión del Presidente, reseñó Ámbito Financiero. 

La línea de negociación está clara: "Los fondos también tienen que perder". Con esa estrategía el ministro Martín Guzmán lleva adelante una negociación que seguramente será muy compleja. Hoy llega al país una misión del FMI, con la idea de avanzar en un acuerdo con nuestro país. Desactivar la bomba financiera que dejó el macrismo, un objetivo que tiene por delante la administración peronista.