El presidente Alberto Fernández inauguró una obra de Axion Energy en Campana de 1.500 millones de dólares que permitirá refinar gasoil premium por primera vez en el país. Es una excelente noticia económica en medio de la compleja situación que vive Argentina y el mundo. 

La planta hidrotratadora de diesel es la primera en su tipo en Argentina y tiene capacidad de producir la totalidad de la demanda local de diésel premium, con lo cual podrá sustituir todas las importaciones de este rubro.

A su vez, incrementará en un 50% la capacidad de elaboración de naftas y al reducir a menos de 10 partes por millón el nivel de azufre en los combustibles, disminuirá las emisiones contaminantes.

Según informaron desde el gobierno, se trata de la mayor obra del sector en los últimos 30 años con 30 mil toneladas de estructura y más de 750 mil pulgadas de soldadura a lo largo de 200 kilómetros de cañerías que le dieron trabajo a cuatro mil personas. Finalmente, la "lluvia de inversiones", que tanto prometió Mauricio Macri sin éxito, llegó con Alberto...

En el acto también participó el gobernador Axel Kicillof y los ministros de Interior, Eduardo de Pedro; y Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; quienes fueron recibidos por el presidente de Pan American Energy, Alejandro Bulgheroni. 

"Es una obra enorme de gran valor para la Argentina, que va a reportarle a la economía muchísimos, buenos y mejores resultados. Que sea un símbolo de lo que somos capaces de hacer los argentinos aún pasando los peores momentos", dijo Fernández.