Con una caída anual en la producción del 2,5%, profundizada sobre el final del año pasado, las pymes industriales cerraron un 2018 con los peores indicadores de los últimos 16 años, que llegó a un -5,9% interanual en diciembre.

Los datos se desprenden de informe realizado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), que reveló que el Índice de Producción Industrial Pyme (IPIP) que elabora la entidad, tuvo ocho meses consecutivos de caída a partir de mayo del año pasado, evidenciando un contraste entre el aumento del 1,2% en el primer semestre y la caída del 6,1% en el segundo.

A su vez, las bajas más acentuadas en la comparación anual se dieron en “Calzado y marroquinería” (-20%), “Productos de madera y muebles” (-13,7%), “Productos químicos” (-0,4%), “Productos minerales no metálicos” (-10,1%) y “Material de transporte” (-8,3%).

No quedaron exentos de los retrocesos “Productos eléctrico-mecánicos, informática y manufacturas” (-6,1%), “Productos textiles y prendas de vestir” (-6,1%), “Productos de caucho y plástico” (-5,4%), “Alimentos y bebidas” (-3,9%), “Productos de metal, maquinaria y equipo” (-2,8%), y “Papel, cartón, edición e impresión” (-3,6%).

Durante diciembre el 53,2% de las industrias consultadas finalizó con caídas en la producción anual (50,6% en noviembre), y el 39,3% tuvo aumentos (41,2% el mes anterior).