Mauricio Macri lo hizo. El Banco Mundial elaboró un informe sobre deuda internacional y arroja que la Argentina es uno de los diez principales países deudores del mundo emergente. Ocupa ese lugar a pesar de no haber tomado un solo dólar de deuda desde 2019, cuando asumió Alberto Fernández, con otro modelo económico al de Cambiemos. 

El ranking fue diseñado por el BM e integra el informe, presentado este lunes, sobre deuda internacional 2022. Al respecto del sobreendeudamiento, el presidente del organismo, David Malpass, pidió "un plan integral".

El resto de los países que integran el listado con los mayores stocks de deuda externa para finales de 2020 son Brasil, China, India, Indonesia, México, Rusia, Sudáfrica, Tailandia y Turquía, según NA. El informe fue presentado en el marco de la reunión anual del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial.

Pero los récords para Argentina en esa materia no terminan ahí: según un informe del FMI, el país es por lejos el mayor acreedor del FMI. Otra vez, Macri lo hizo. Esa situación se explica por la deuda de 45 mil millones de dólares que Juntos tomó en 2018 y desató una fenomenal crisis económica que casi termina con el gobierno de Cambiemos antes de tiempo.