Estos días el presidente Mauricio Macri habló con la prensa y aseguró que "la inflación está bajando". Sin embargo, es mentira. Según el propio Indec, la suba de precios volvió a subir en enero, en relación a diciembre del año pasado. Fue del 2,9%, cuando el mes anterior había sido 2,6%. 

De esta manera, la inflación interanual volvió a representar un récord: llegó al 49,3%, lo que no ocurría hace más de 30 años. 

Hoy, desde el ministerio de Economía nacional, que conduce Nicolás Dujovne, aseguraron que prevén una inflación del 28% para 2019. ¿Cumplirán? El gobierno necesita empezar a bajar los índices mensuales si quiere llegar a ese número. 

Todos recuerdan el papelón del Banco Central del año pasado, cuando en enero sus autoridades aseguraron que la suba de precios en el año sería del 10%. La historia les dio un golpazo: la inflación fue del 47%, la más alta en 30 años. Los funcionarios que anunciaron aquel pronóstico fueron expulsados del Banco Central.