"Ahora estamos construyendo un puente de estabilidad de alrededor de 60 a 90 días, mientras se trabaja en lo que es un programa de estabilización macroeconómica plurianual que se va a enviar al Congreso de la Nación", dijo el ministro de Economía, Martín Guzmán, en un extenso reportaje con Víctor Hugo Morales en la radio AM 750.

Y explicó las características del modelo que Alberto Fernández lleva adelante: "Se define cómo se van a poner en orden las cuentas de la economía; la parte externa, la acumulación de reservas, la parte fiscal, al mismo tiempo que la economía se va recuperando", describió. "No podemos bajar más las retenciones porque hay que cuidar el frente fiscal. No puede ser que los empresarios pidan que bajemos el déficit y al mismo tiempo pidan que el Estado recaude menos", insistió. 

En ese sentido, Guzmán se refirió a la reunión con los grandes empresarios argentinos, como Paolo Rocca o el siempre oscuro Héctor Magnetto. “Es valioso que haya diálogo con todos los sectores empresariales de Argentina, así como trabajadores y trabajadoras", aclaró. Pero dejó en claro lo siguiente: "La conducción la tenemos nosotros; los empresarios tienen que tener la responsabilidad de aceptar que quien gobierna somos nosotros". Esto último fue una respuesta al ceo del Grupo Clarín, Héctor Magnetto, que se quejó de los manejos políticos del gobierno.

"En cada diálogo que se tiene con sectores de la actividad privada hay que marcar el punto de partida; el déficit hay que bajarlo, los ingresos fiscales no pueden disminuir, trabajemos para mejorar la producción desde esa base", señaló. 

En la entrevista, Guzmán aseguró que "tendremos un 2021 de crecimiento, veremos con qué características. Somos optimistas pero hay que ver siempre qué pasa con la pandemia. No es lo mismo si hay o no vacuna, por ejemplo. Buscamos empezar a crecer de modo sustentable, ordenando de a poco las cuentas fiscales y el frente cambiario".