Los únicos ganadores del modelo macrista son los bancos y los especuladores. Hoy, el dólar volvió a moverse y llegó a venderse a 45 pesos, mientras el Banco Central volvió disparar la tasa y sigue alentando una bicicleta financiera que beneficia a muy pocos.  

De esta menara, la divisa norteamericana llegó al número más alto desde el 14 de junio. En el mercado todos descuentan que antes o después habrá una devaluación de la moneda, que el macrismo mantiene "estable" para tratar de hacer una buena elección. 

Todo lo que el Gobierno hace en el mercado cambiario sólo alienta a los especuladores, de fiesta desde que Mauricio Macri llegó a Casa Rosada. Por día, se pagan 2000 millones de pesos en Leliqs, que están en poder de bancos y grandes empresarios. Una fiesta que tarde o temprano terminará...