El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, anunció este lunes que el Banco Central trabajará en generar "una nueva fórmula" para calcular la cotización de los créditos UVA, lo que es un reclamo de aquellas familias que tomaron esos créditos para comprar una vivienda y hoy prácticamente no pueden pagar la cuota. Fue un negocio que el macrismo habilitó para favorecer a los bancos. 

"Lo que hemos hecho con la ley (de emergencia económica) es facultar e instruir al Banco Central para que trabaje en un nuevo número con respecto a la cotización", precisó Cafiero al llegar a la Casa de Gobierno.

En este sentido, dijo que se podrá "empezar a generar un alivio para las familias que se han endeudado" con este tipo de créditos, actualmente ligados al índice de inflación. 

De acuerdo con la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva sancionada el sábado a la madrugada por el senado nacional, el Banco Central tendrá la misión de evaluar mecanismos para "mitigar" los efectos negativos del sistema de préstamos UVA, "atendiendo al criterio del esfuerzo compartido entre acreedor y deudor".

"La cotización de la UVA, al ser un número que se ha indexado con la economía, ha hecho que, con cada aumento de inflación, estas cuotas se hicieran impagables", sostuvo Cafiero en declaraciones a la prensa. Por lo tanto, la nueva fórmula traerá mejoras sustanciales para los más afectados por el sistema anterior.