La construcción en julio comienza a dar signos de recuperación. Según el INDEC, aumentó 6,8 por ciento en relación a junio y el indicador ya se ubica por encima de fin del año año pasado. Es decir: en pandemia, pero mejor con el macrismo...

Es sabido, la construcción fue uno de los sectores que más sintieron el frenazo del comienzo de la pandemia, pero se espera que sea uno de los primeros en potenciarse. Igualmente, sigue bajo en relación al mismo mes del año pasado, con un retroceso del 12%. Si se toman los primeros siete meses, la caída es del 34%.

Conscientes de la importancia del sector, el Gobierno nacional (y también la administración bonaerense) apuestan a un último trimestre del año a todo vapor. La idea es terminar cerca de los números del año pasado, que no fue bueno pero el resultado permitiría el optimismo si se considera la pandemia. Además, será la plataforma para 2021, donde además de la cuestión sanitaria habrá elecciones y, por eso, es necesario que la economía esté encendida.