Invitado a un encuentro de la Fundación Libertad, el presidente del Banco Central, Guido Sandleris, reconoció que la inflación de enero, de 2,9%, fue "elevada" y que "lo más probable es que la de febrero también lo sea".

En ese sentido, admitió que la inflación seguirá subiendo en febrero y expresó que “la tarea está siendo más ardua de lo pensada” aunque confió en que “el camino de disciplina monetaria dará sus frutos”.

"La inflación es alta desde hace tiempo. Sólo fue menor al 10% en sólo 17 de 75 años. ¿Esto significa que tenemos que resignarnos a vivir con inflación? De ninguna manera", aseguró el titular del BCRA, al tiempo que explicó los motivos que en la Argentina producen inflación y cuál es el sendero elegido para comenzar a eliminarla.

"No debemos desanimarnos por los resultados de las últimas décadas. Vamos a lograr bajar la inflación y lo haremos sobre bases sólidas", enfatizó Sandleris durante su exposición y explicó que "lógicamente, si atrasar el tipo de cambio y las tarifas tiene efectos de corto plazo en contener a la inflación, sincerar estos precios genera alzas transitorias de la misma. Pero estas correcciones son necesarias para bajar la inflación de forma permanente".

E indicó que “la inflación de enero, 2,9% mensual, fue muy elevada, y lo más probable es que el dato de febrero también lo sea”.