"Es hora de dar vuelta la página y decirle ‘Nunca más' a los ciclos de endeudamiento. Hay que acabar con esto para vivir en una Argentina tranquila y con oportunidades. Nunca más a los ciclos de sobreendeudamiento. Nunca más a ciclos que destruyen oportunidades", cerró el miércoles Martín Guzmán su exposición en la Cámara de Diputados, donde explicó su estrategia para lograr una reestructuración con los bonistas y el FMI.

En el peronismo están pensando en alguna legislación que trate de poner límites si el gobierno de turno quiere tomar deuda de modo indiscriminado, como ocurrió durante el macrismo.

Por eso, muchos legisladores están trabajando en un proyecto donde se imponga que sea el Congreso el que apruebe o no, la adquisición de nuevos préstamos.

Por ahora, hay un proyecto del senador de San Luis Adolfo Rodríguez Saá. Esa iniciativa prohíbe tomar deuda si el Congreso no lo autoriza. Además, se podría exigir una mayoría especial, lo que obligaría a consensos muy rígidos al momento de asumir un préstamo. Vale recordar que el gobierno de Mauricio Macri acordó con el FMI un crédito de 50 mil millones de dólares de la noche a la mañana, sin consultar con nadie. De hecho, el Gobierno había asegurado que no se iba a usar la plata del FMI... Ese préstamo será pagado por gobiernos no macristas.