Sgún confirmó el Indec, la economía argentina empieza a mostrar cifras preocupantes. El PBI retrocedió un 4,2% en el segundo trimestre y se espera una caída similar en el tercero. Así las cosas, cayó un 0,5% en el primer semestre. Se espera una segunda mitad de año muy mala para la actividad económica.  

Sin embargo, el Indec mostró que la economía macrista tiene ganadores y perdedores. Mientras la industria y el comercio retrocedieron otra vez casi 2%, los bancos subieron un 8,7%. La especulación financiera tuvo su premio. 

Todos los especialistas remarcan que el tercer trimestre será el más duro, con el impacto pleno de la crisis financiera que empezó en abril y recrudeció en junio. Se viene un invierno duro para la economía y los trabajadores argentinos.