Miles de manifestantes se movilizaron en el centro porteño, a pesar de la lluvia y el frío, para protestar contra las políticas de ajuste del gobierno de Mauricio Macri.

Las columnas de los sindicatos de trabajadores marcharon a paso firme hacia el Obelisco desde el Congreso, donde ya entregaron un proyecto de emergencia alimentaria y de Pymes. Entre los participantes de la protesta “por la Unidad, la Producción y el Trabajo Argentino”, un reclamo se repitió por las calles con el objetivo de llegar hacia la cúpula de la central sindical: “La gente pide el paro”.

La marcha fue convocada por gremios de las dos CTA y algunos sindicatos de la CGT. Participaron más de 100 mil personas, afirmaron los organizadores. 

“La movilización sirve para que vea que la gente no está contenta con el gobierno. La única salida que tenemos los trabajadores para no seguir sufriendo es cambiar al Gobierno", resumió un trabajador que participó de las imponentes columnas que paralizaron el centro de la Ciudad. 

Desde que asumió Macri, el desempleo aumento varios puntos porcentuales, al igual que la pobreza que supera el 30%. Todos los indicadores sociales y laborales están en sus peores registros desde la salida de la crisis de 2002.