La fábrica textil SportTech SA de Villa Lynch cerró sus puertas y dejó en la calle a 120 empleados. Es otra empresa más que cierra sus puertas por la crisis económica que parece no tener final. 

En ese contexto, los empleados de la empresa ubicada en el partido de General San Martín se encuentran de paro y en asamblea permanente: les deben sueldos, aguinaldo y bono de fin de año. “Estamos en nuestros puestos de trabajo en resguardo de una posible estafa y vaciamiento del establecimiento”, señalaron.

La fábrica textil trabaja con las multinacionales Nike, Adidas y Puma. La empresa justificó el cierre por la recesión económica y por la apertura de las importaciones. El sector textil es uno de los más perjudicados por las medidas económicas del presidente Mauricio Macri. Mientras, los trabajadores insisten en que existe "un intento de vaciamiento".