El 2020 trajo una buena noticia económica en medio de tantas pálidas. La balanza de pagos terminó con un superávit de USD 2.985 millones, que revirtió el déficit de USD 3.997 millones del 2019. Por primera vez en mucho tiempo, Argentina volvió a tener superávit en un sector estratégico que tiene que ver con la generación y utilización de dólares. 

Además, el INDEC informó otra buena noticia para el gobierno nacional: la deuda externa bruta alcanzó a finales del año pasado los USD 271.505 millones, lo que significa USD 6.100 millones menos que los USD 277.648 millones de pasivo en moneda extranjera que dejó Macri cuando abandonó el poder a finales del 2019 y asumió Alberto Fernández.

De esta manera, se acaba el debate en torno a la política de endeudamiento que lleva adelante la administración peronista. Según Guzmán, lo que busca es tomar crédito en pesos y no en dólares. De esta manera, aseguró, el país avanzará en un proceso de "desendeudamiento" en dólares. Los números le dan la razón. 

Así las cosas, otra vez, los economistas macristas mintieron. Según ellos, la deuda externa estaba "aumentando" durante la gestión del Frente de Todos. 

 

INDEC Argentina on Twitter