A pesar de las acciones del Banco Central (BCRA), el dólar volvió a mostrarse volátil y cerró a $ 46,80. Se acerca a un nuevo récord en la era macrista. ¿Hasta dónde llegará?

El ente presidido por Guido Sandleris operó en el mercado de futuros y subió la tasa de interés, pero pudo evitar una nueva suba para la divisa. Así las cosas, el Banco Central volvió a perder casi 600 millones de dólares.

El endeudamiento masivo que llevó a cabo el macrismo hizo que el país esté muy expuesto a los cambios geopolíticos. El riesgo para Casa Rosada tiene que ver con la proximidad de las elecciones: si el dólar se dispara en los próximos dos días podría incidir (aún más) en las próximas elecciones. De allí la desesperación del Banco Central.