Hoy, el presidente Mauricio Macri dijo sentirse "caliente" por la situación que vive el país y por las propuestas de la oposición para salir de la crisis. El mercado le respondió de la peor manera: el dólar volvió a subir y cerró a 43 pesos, un nuevo récord en la era de Cambiemos.

Ante esos movimientos, el Banco Central volvió a subir las tasas que llegaron a 67%, otro récord en la gestión macrista. Muchos economistas advierten sobre el impacto de ese nivel de tasas sobre la producción, en crisis desde que se disparó la corrida bancaria del año pasado. 

Ahora, se teme que los movimientos en el dólar presionen sobre la inflación, en alza en lo que va del 2019. En los dos primeros meses, la suba fue del 7%. Se proyecta una inflación superior al 30% anual.