Luego de jornada extensa, que comenzó con la emocionante sanción de la Ley de Cupo Laboral Trans, la Cámara de Senadores convirtió en ley el proyecto de Zonas Frías, pasadas las 0.40 de este viernes, con 51 votos a favor y 12 en contra.

El Frente de Todos logró aprobar, con apoyo de parte del dividido bloque de Juntos por el Cambio, una iniciativa que le permitirá a 3 millones de usuarios, que viven en zonas consideradas "frías" pagar menos en la tarifa de gas. El proyecto fue impulsado desde la Cámara de Diputados por el legislador peronista Máximo Kirchner. 

"Desde este gobierno nos vamos a ocupar de asegurar el acceso a los servicios públicos con equidad. La ampliación del régimen de zonas frías llega en uno de los momentos más difíciles de nuestro país que afecta a millones de hogares, los cuales tuvieron aumentos escandalosos a partir del 2016, al punto que llegaron a endeudarse para pagar los servicios", sostuvo el miembro informante del Frente de Todos, Roberto Uñac, al inicio del debate de Zonas Frías, que arrancó pasadas las 18.45 y prometía extenderse hasta la 1 de la mañana. 

Desde el oficialismo subrayaron en el debate que la iniciativa aliviará a millones de usuarios en una lógica muy diferente a la que primó durante el macrismo, donde los tarifazos constantes multiplicaron el valor de los servicios públicos perjudicaron a millones de familias.

Con la nueva ley se amplían las zonas frías que hasta ahora abarcaba básicamente a ciudades de la Patagonia argentina. Con los cambios se incluirán a casi 4 millones nuevos de usuarios. En el caso de Buenos Aires, por ejemplo, abarca a 90 municipios muy afectados por las bajas temperaturas en invierno.