La calificadora de riesgo estadounidense Standard & Poor's volvió a bajar la nota de la Argentina y la ubicó en "default selectivo". Fue luego del anuncio del Gobierno de Mauricio Macri de revisar los plazos de pago de la deuda externa. 

"Tras la incapacidad de continuar colocando títulos de corto plazo con el sector privado, el gobierno argentino extendió unilateralmente el vencimiento de todos los documentos a corto plazo", dijo la agencia sobre la medida anunciada por el Gobierno ayer. "Eso es default según nuestros criterios", detallaron.

De esta manera, Argentina quedó a la par con Zambia y República del Congo. S&P, en tanto, bajó la calificación soberana de B a B- y le dio una perspectiva negativa. El país es un caso de estudio: pasó del desendeudamiento en 2015 al default en sólo 4 años. Pasaron cosas...