Insólitamente, ningún miembro del Ejecutivo se refirió a la nueva corrida bancaria que terminó con un dólar rozando los 28 pesos. Ni Mauricio Macri, ni el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, ni el Banco Central dijeron algo sobre la crisis que parece no terminar nunca. 

Hace unos meses, el dólar costaba 20 pesos. Ahora, subió un 30%, una devaluación similar a la de principios de 2016, cuando Cambiemos llegó a Casa Rosada. El "mejor equipo en 50 años" no explica si se trata de una estrategia propia o es simplemente impericia. 

Para sumar incertidumbre, hoy el INDEC confirmó que la inflación de mayo fue de 2,1% y acumula 12 en solo 5 meses. Para el Gobierno, la suba de precios en todo 2018 iba a ser del 15%. El oficialismo no logra cumplir un sólo objetivo de los que se propuso. 

Todos los datos de este año son desalentadores: inflación alta, caída de la actividad, pérdida del poder adquisitivo. Mientras, el Banco Central dilapidó 11 mil millones de dólares de reservas y el Gobierno cerró un acuerdo con el FMI, que impondrá condiciones muy duras al país. ¿Habrá cambios en el Gabinete o todo sigue igual?