El Banco Central sigue acumulando reservas, que ya se encuentran en el nivel más alto desde el 19 de noviembre de 2020. Están por encima de los 39 mil millones de dólares, luego de haber comprado casi dos millones en enero y febrero. 

Además, el acuerdo con los acreedores privados y el posible pacto con el FMI, le permiten un par de años "tranquilos" en lo que hace a pagos de la deuda. 

En la misma línea, se espera un récord de exportaciones por el precio internacional de la soja, que superó los 500 dólares. De esa manera, se podría repetir el superávit comercial de 2020, que superó los 12 mil millones de dólares. 

Además, la brecha entre los diferentes dólares cayó al 40%, el nivel más bajo desde mitad del año pasado. Son todas buenas noticias para una economía que estuvo al borde de una devaluación brusca en el trimestre final de 2020. 

Ahora, el objetivo del gobierno debe concentrarse en contener la inflación, que empezaría a bajar en febrero en relación a los últimos dos meses, aunque sigue alta. Si logra el objetivo del 29%, podría "planchar" el dólar en ese nivel y empezar a consolidar la caída en la inflación (el último año macrista fue 55%). Todas buenas noticias para un año electoral mientras, además, empiezan a llegar las vacunas...