Según los balances de tres de las principales empresas de alimentos de Argentina, Molinos, Arcor y Ledesma, esas firmas tuvieron ganancias extraordinarias durante la pandemia. Mientas, se niegan a un modesto acuerdo de precios que congele algunos productos durante tres meses. Todo para uno, nada para el resto...

Según una investigación de Página 12, Molinos finalizó el ejercicio económico 2020 reportando una ganancia neta de 1746 millones de pesos. En la mitad del actual período (seis meses de 2021) anotó 998 millones de pesos. La ganancia bruta sobre ventas aumentó de 29 a 33 por ciento (el factor precios, entre otros, explica esta mejora).

Por su parte, Arcor registró ganancias por 1229 millones de pesos en 2020. A nivel de todas las actividades del Grupo, en el primer semestre de este año, el resultado final ascendió a 8807 millones de pesos. Había perdido en tres de 4 años del macrismo. ¿Con quién ganan plata los empresarios y con quiénes la pierden?

Por último, la azucarera Ledesma logró utilidades netas en plena pandemia por 5203 millones de pesos. En el primer trimestre del actual (junio-agosto 2021) sumó 750 millones de pesos. Nada mal, no?

Mientras tantos, esas empresas decidieron ir a la guerra contra los consumidores argentinos y se niegan a un congelamiento de algunos de sus productos por tres meses. Escupen para arriba: la apuesta para que vuelva el macrismo les puede salir mal, como quedó demostrado entre 2016 y 2019 cuando esas empresas perdieron plata.