La construcción recuperó en los primeros seis meses del año los 70 mil puestos de trabajo que se habían perdido producto de la pandemia y, además, en julio se incorporaron otros 4 mil trabajadores al sector, adelantó desde el sector. Es una gran noticia porque se trata de un sector muy generador de mano de obra. 

Así, ya son 74 mil los puestos recuperados, pero están lejos de los valores históricos del sector que, por su naturaleza, es de los más intensivos en mano de obra de media y baja calificación. También es estratégico por su capacidad de tracción de otros sectores de la economía como la minería no metalífera para el cemento y otros morteros, la metalífera, la acería y la petroquímica, entre otras.

Según el Indec, la inversión en obra pública en 2019 fue de 1,1% del PBI y este año las partidas se duplicaron. Para 2022 deberíamos tener una inversión no menor al 3%. Para que un país crezca del 3 a 4% anual, no puede tener una inversión pública menor al 5% del PBI.

"Hay una recuperación de 70.000 puestos de trabajo hasta junio y ahora tenemos el dato de julio, que se recuperaron 4.000 más, seguimos con la tendencia alcista en el medio de una recuperación de nuestra industria que viene sostenida", aseguraron desde la Cámara de Construcción en diálogo con radio Nacional. "Estamos en niveles prepandemia y ahora vamos en búsqueda de lo que fue el mejor registro de la industria, para eso nos faltan 100.000 empleos".

Según explicó, "la caída de empleo de 2018 a 2020 fue de 100.000 puestos de trabajo y la posterior pérdida por la pandemia fue de 70 mil puestos".