El candidato a intendente de Lanús por el Frente de Todos, Edgardo Depetri, cuestionó ayer que el espacio del jefe comunal Néstor Grindetti "parece un partido vecinalista", luego de los resultados electorales del 11 de agosto, que mostraron una importante derrota de Juntos por el Cambio a nivel nacional y provincial.

"Ahora Grindetti dice que no es macrista. Parece que son un partido vecinalista que no tiene candidata a gobernadora ni candidato a presidente", repudió el dirigente peronista, y aseguró que el intendente del PRO impulsa "el corte de boleta" como una estrategia para retener el distrito.

Depetri remarcó que el espacio del alcalde lanusense "es responsable de este desastre", en referencia a la crisis económica que atraviesa el país y que afecta al distrito. "Acá la desocupación pasó del 6 al 12 por ciento, y el Municipio, bien, gracias. En las calles se ve el deterioro de familias enteras yendo a cartonear para llevar recursos a su hogar y sostener el plato de comida. Hay hambre en Lanús y la provincia de Buenos Aires, los empresarios no venden nada, los kioscos y los comercios están parados", lamentó el concejal de Unidad Ciudadana.Frente para la Victoria.

El edil consideró que "sin un proyecto provincial y nacional, Lanús no tiene futuro, porque es un pueblo industrial y de empleo". En esa línea, afirmó que es necesario poner "a Lanús en el corazón de la reactivación del aparato productivo de la zona sur del Gran Buenos Aires".