A partir de la intención de instalar una planta termoeléctrica en ese distrito, concejales de la oposición denunciaron al jefe comunal, Oscar Luciani, aliado de la gobernadora Vidal, por “incumplimiento de los deberes de funcionario público”.

La construcción de una serie de centrales termoeléctricas en distintos puntos de la Provincia de Buenos Aires sumó su primera denuncia penal. En Luján, en el marco del caso de la central propiedad de la empresa Araucaria Energy S.A., concejales de Unidad Ciudadana FpV-PJ erradicaron una denuncia contra el intendente de Cambiemos, Oscar Luciani, por incumplimiento de los deberes de funcionario público. Se debe a la modificación de una ordenanza dictada en 2013, que impide la instalación de industrias clasificadas como tipo 3 de acuerdo a su impacto ambiental.

Según el medio InfoCielo, debido a “fuertes presiones” del Gobierno nacional, hace un año el oficialismo intentó modificar la ordenanza y así  permitir la instalación de la planta, al tiempo que fuentes de la oposición aseguraron que Araucaria Energy estaría vinculada a altos funcionarios de Cambiemos.

Por su parte, la denuncia realizada por los concejales de Unidad Ciudadana FpV-PJ Erica Pereyra, Griselda Krauth, César Siror y Miguel Ángel Prince, fue realizada en el Juzgado de Garantías Nº 2 de Mercedes, y está a cargo del juez Facundo G. Oliva. También alcanza al Secretario de Obras Publicas Gutierrez, y el Director de Planeamiento Patetta, ambos hombres de Luciani.

Los concejales piden que cite a indagatoria a los funcionarios”, que “se extraigan los testimonios correspondientes” y “se aplique a los denunciados el máximo de las sanciones penales previstas para los ilícitos de autos, disponiéndose su inhabilitación absoluta y perpetua para ejercer cargos públicos”.