En conjunto, los bloques opositores al gobierno del Intendente de Morón, Ramiro Tagliaferro, presentaron este miércoles un proyecto de ordenanza que busca declarar la Emergencia Educativa en el distrito "en materia de infraestructura y del servicio alimentario escolar por el plazo de ocho meses".

El proyecto establece que la Comuna deberá "coordinar con la Unidad Educativa de Gestión Distrital" con el fin de elaborar un conjunto de obras prioritarias con el objetivo de "garantizar la continuidad del ciclo lectivo y los Servicios Alimentarios de los comedores". Además, de aprobarse, el gobierno deberá presentar un informe mensual sobre el avance de las obras e inversiones.

El proyecto fue presentado por los bloques Frente Para la Victoria, Frente Renovador, GEN y PJ. En sus fundamentos sostiene que la iniciativa busca "generar una herramienta municipal que facilite y asegure el acceso a los servicios educativos del distrito". Este planteo se basa en los reclamos del Frente de Unidad Docente Bonaerense respecto de la situación de los establecimientos educativos del distrito.

"El proyecto establece que se destinen los recursos del Fondo Educativo Nacional exclusivamente a intervenciones de infraestructura y que la comunidad educativa en su conjunto pueda participar junto a funcionarios del gobierno y del Concejo Deliberante en la definición de los criterios de intervención", explicó el concejal kirchnerista Hernán Sabatella al medio P&M.