A través de declaraciones en los medios de comunicación los funcionarios de Cambiemos salieron a despegarse de los organizadores de la llamada “marcha por la democracia” en apoyo a Macri. Ante las contundentes demostraciones de movilización de los sectores opositores, en el Gobierno temen la escasa convocatoria de los propios.

Uno de los primeros funcionarios en salir a tomar distancia de la marcha en apoyo a Macri fue el Jefe de Gabinete, Marcos Peña, quien en las redes sociales manifestó: “Nunca nos verán intentando callar una expresión democrática”.

A su turno el senador nacional, Federico Pinedo, en dialogo con Radio Blue, sostuvo que "es una marcha que convocan algunos ciudadanos independientes, que se está motorizando por las redes, y el Gobierno se ha limitado a decirles 'gracias por el apoyo que le expresan' pero el Gobierno no participa".

A medida que se acerque el día sábado, que es la fecha que eligieron los simpatizantes del Gobierno para brindar su demostración de apoyo, seguramente va a ver más declaraciones de los distintos funcionarios de Cambiemos con el intento de despegar al Gobierno de la “marcha por la democracia”.

Esa es la estrategia de despegue del gobierno, que se escucha por estas horas en Casa Rosada, no quieren quedar pegados si la organización no logra una buena convocatoria. En este sentido, Clarín publicó también que desde el Gobierno temen que haya “poca convocatoria” debido a que la marcha está prevista para el sábado.