A pesar de la presión del Gobierno para aislar a Hugo Moyano, finalmente la marcha convocada por Camioneros fue multitudinaria. Según diferentes estimaciones, participaron más de 300 mil personas. Además del moyanismo, movilizaron gremios de la CTA y CGT (la Corriente Federal), movimientos sociales y políticos (desde La Cámpora hasta Nuevo Encuentro), y también algunos intendentes del peronismo.

Antes de Moyano, que fue el orador principal, hablaron Juan Carlos Smith, Pablo Micheli y Hugo Yasky. Todos cuestionaron en duros términos a Cambiemos. "El Gobierno está haciendo más ricos a los ricos y más pobres a los pobres. Eso no puede hacer", aseguró Smith.

Por su parte, Micheli celebró la convocatoria: "Qué lindo es estar todos juntos. Unidos somos invencibles, compañeros. Debemos profundizar la lucha contra estas políticas de exclusión y empobrecimiento", aseguró.

Luego, Yasky también festejó la unidad y se refirió a la política de persecución del Gobierno: "Cada vez que tienen un problema mandan a un juez amigo a apretar a un dirigente sindical. No le tenemos miedo. Si quieren buscar corruptos, que vayan a Balcarce 50 (donde está Casa Rosada)", ironizó.

Además, Yasky recordó que "soy docente y lo digo con orgullo. Hay que defender a la escuela pública, no hay futuro posible sin una educación pública de calidad", insistió.

Abajo, la multitud aprovechó los distintos intervalos para insultar al presidente de la Nación. "Mauricio Macri la puta que te parió", cantaron más de una vez. El propio Hugo Moyano debió intervenir en alguna ocasión para que los militantes cesaran con los insultos. "Esta es una jornada muy emocionante", resumió el propio camionero durante su intervención.

Una y otra vez, tanto los dirigentes sindicales como la locutora recordaron que "unidos somos imparables", que fue la consigna de la marcha. "Unidad de los trabajadores, y al que no le guste, se jode, se jode", fue la respuesta unánime.