El Embajador de Palestina en Argentina, Husni Abdel Wahed, celebró la decisión de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) de que el elenco nacional no juegue el amistoso que estaba programado ante Israel para el próximo sábado en Jerusalén

"Celebramos la valentía de los jugadores y el cuerpo técnico de Argentina de no ir a jugar a Jerusalén”, expresó el diplomático en declaraciones al programa "No vuelven más", que se emite por Fm La Patriada,

"Que Argentina jugara en Jerusalén significaba lo mismo que nosotros jugáramos un partido en las Malvinas", agregó, dando a entender lo que representaba esa provocación para el pueblo palestino.

De todos modos, dejó en claro que el problema no era que Argentina fuese a jugar a Israel, como lo hizo en otras ocasiones: "Nosotros no teníamos problemas con que se jugara el partido, nos dolía la sede. Si se jugaba en Haifa, los palestinos hubiéramos hinchado por Argentina".

Por último, y más allá del fútbol, abogó por que nuestro país no contribuya a echar nafta al fuego en el conflicto de Oriente Medio: "Quiero creer que Argentina no va a mudar su embajada a Jerusalén".