En un contexto nacional marcado por los fuertes tarifazos, el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la suba del dólar, Gustavo Córdoba aseguró que “Cristina Fernández de Kirchner sigue siendo la dirigente opositora con más fuerza”.

En ese marco, el consultor y analista político manifestó en Mañana Sylvestre que la corrida cambiaria y las últimas medidas del Ejecutivo afectaron la imagen del presidente Mauricio Macri; de la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal  y de las figuras principales de Cambiemos.

 “Los números hoy no le dan al Gobierno para ganar en primera vuelta", señaló Córdoba en el programa que se emite por Radio 10.

En ese sentido, el analista puntualizó: “La imagen de Cambiemos era la marca más taquillera de los últimos tiempos pero la caída de imagen positiva es estrepitosa. Todo lo que tiene que ver con Cambiemos ha caído, tiene un carga negativa del 60% mientras que solo un 32% tiene imagen positiva”.

Además destacó que por primera vez la crisis de gestión impacta en la mandataria bonaerense, la dirigente de Cambiemos que tenía más alta imagen positiva y que sonaba como Plan B en una eventual estrategia electoral sin la figura de Macri como cabecera en el espacio de Gobierno.

“En la provincia de Buenos Aires. Vidal ya tiene un 56% de imagen negativa y un 42% de positiva. El conflicto docente la ha erosionado en forma notable”, dijo Córdoba.

También relató que la frustración del electorado y el impacta en los números del Gobierno. “Hay un piso de núcleo duro de apoyo al Gobierno que equivale a lo que obtuvo Macri en la PASO, pero hay un 60% de rechazo que de ninguna manera votaría al Gobierno hoy, y tendría que ir a segunda vuelta”, precisó.

Sin embargo, aclaró que aún ninguna figura de oposición capitalizaría la debacle oficialista. Para Córdoba Cristina Kirchner sigue siendo la dirigente opositora con más fuerza, aunque enfrenta un bajo techo político.

De cara a 2019, se inclinó por la posible aparición de outsiders como el conductor televisivo Marcelo Tinelli, o por figuras políticas que no sean ni de Cambiemos ni del peronismo puro, como Martín Lousteau o el gobernador santafesino Miguel Lifschitz, los que puedan aprovechar para sacar diferencia en una segunda vuelta.