Uno de los principales personajes del massismo salió a marcar la cancha, como si ya estuvieran pensando en 2019. Es que Graciela Camaño afirmó hoy que el de Mauricio Macri es un gobierno de transición.

Claro que la mujer de Luis Barrionuevo espera que la alternancia surja de su espacio. Además trató de mostrar continuidades entre el macrismo y el kirchnerismo para dar cuenta de la necesidad de un nuevo recambio.

"Hay funcionarios públicos incompatibles cumpliendo funciones en lugares claves. Toda el área de Energía esta minada de personas que tienen intereses empresariales. Cómo vamos a suponer que van a buscar el bien común”, se preguntó al diputada del FR, quien puso de relieve además la existencia de “funcionarios que tienen órganos de contralor y que son interventores, como en el kirchnerismo, los que controlan son los parientes”.

Por otro lado, y consultada sobre la situación del Partido Justicialista, Camaño sostuvo que en el Frente Renovador que lidera Sergio Massa “no nos vemos adentro de este PJ, que no tiene poder de reacción, que quiere hacernos creer que un corrupto nos rompió el sueño. Muchos de nosotros nos fuimos muy asqueados del kircherismo peronista”.

“Hoy nadie puede decir que estamos en un proceso de reconstrucción. El peronismo nunca se reconstruye desde el ‘chamuyo’ sino desde un proceso electoral, en el cual el pueblo decide quién lidera. No creo en los procesos de autocrítica. El peronismo tiene que hacer un análisis de toda su historia y plantearse un camino nuevo”, enfatizó la diputada y presidenta del bloque de diputados del FR a radio Nacional.

Tras destacar la necesidad de reconstruir la sociedad tras los 12 años del gobierno kirchnerista, Camaño consideró que “hay que tener enorme voluntad política de sistematizar cosas distintas para formar una nueva cultura” y dijo que “no” cree “que el gobierno actual sea el que vaya a hacer este trabajo: hay cosas con las que uno se encuentra en la misma situación que con el kirchnerismo”.