Los movimentos populares CTEP, CCC y Barrios de Pie se movilizarán a las sedes de ANSES en todo el país para reclamar un bono de fin de año para jubilados y beneficiarios de la Asignación Universal por hijo. "Puede ayudar a las familias más humildes de nuestro país a llegar a fin de año, y no pasar las fiestas sin un plato de comida en sus mesas", aseguraron.

La convocatoria será mañana a las 11 en las principales sucursales del país de ANSES. Desde el Gobierno de Mauricio Macri descartaron esa ayuda extra para esos sectores afectados por la inflación y el tarifazo. En lo que va del 2017, la suba de precios se encuentra cerca del 25%. Además, a fin de año se esperan aumentos en gas y electricidad superiores al 50%.

"El aumento de tarifas, la inflación creciente en los alimentos de la canasta básica y la falta de trabajo hacen que en las barriadas populares cada día sea más difícil poder comer y tener acceso a la salud y la educación. El hambre no espera, por eso salimos a la calle nuevamente teniendo presente que solo con unidad en la lucha podremos enfrentar estas medidas de ajuste sobre el pueblo trabajador", describieron las organizaciones en duro comunicado a la prensa.

La discusión en torno al bono de fin de año se da mientras el Gobierno prevé un ajuste en 2018 sobre jubilaciones, pensiones y asignaciones familiares del orden de los 100 mil millones de pesos. Se calcula que esos beneficios podría perder entre 150 y 500 pesos mensuales.