Alberto Fernández, remarcó la necesidad de que haya "un pacto social" en el país y subrayó que "el movimiento obrero organizado va a ser parte del Gobierno que viene".

"En este lugar Perón llamó a un pacto social, en tiempos en que la Argentina estaba en crisis y necesitaba del acuerdo de todos los argentinos. El mandato de Perón está más presente que nunca: para un argentino no hay nada mejor que otro argentino", sostuvo el futuro mandatario.

"El secreto de este triunfo no es otro que la unidad, todo esto fue por el esfuerzo de Cristina, ella es la esencia de nuestro triunfo", afirmó Alberto, quien además aclaró que era "la primera vez" que ingresaba al histórico edificio de la central obrera.

Acto seguido recordó que allí descansaron los restos de Eva Duarte hasta que "los dictadores se la llevaron a Italia porque le tenían pánico hasta después de muerta", en tanto que también rememoró la labor de sindicalistas históricos como José Rucci y Saúl Ubaldini, además de mencionar que desde allí "Perón llamó al pacto social".

Retomando los temas del presente, aseveró que el gobierno de Macri dejó a los argentinos "muy lastimados" y que "degradó el trabajo, por eso el movimiento obrero organizado es parte del gobierno que se viene"

"La Argentina que se viene es la del respeto, volvamos a ser grandes y reafirmemos los derechos de los que trabajan", arengó Fernández rodeado de Hugo Moyano, Carlos Acuña y Héctor Daer, entre otros referentes del movimiento sindical argentino.

Para finalizar el Presidente electo instó a que el edificio de la CGT "se convierta en un centro de capacitación tecnológica" para los trabajadores del futuro y, una vez más, recibió el aplauso cerrado de todos los presentes.