"El perdedor más grande del mundo", así de tajante fue la agencia internacional Bloomberg sobre cómo se podría llamar a Mauricio Macri si se tiene en cuenta el mal desempeño del peso argentino desde su llegada al máximo cargo.

El medio internacional señaló que en su momento Wall Street elogió la decisión de Macri de levantar los controles cambiarios en la primera semana de su mandato, incluso cuando en ese momento "el peso perdió alrededor de un cuarto de su valor el primer día".

Tras sostener que los inversores vaticinaron en ese momento que la política de Macri haría al peso más "competitivo, impulsaría el crecimiento y alentaría la inversión externa" nada de eso pasó. Es que a partir de allí fue todo "cuesta abajo", reconoció Bloomberg: Y el peso se devaluó en 2016, 2017 y 2018, produciendo "pérdidas acumulativas del 74 por ciento, más que cualquier otra moneda"

Luego de llamar al Presidente “el perdedor más grande del mundo”, la agencia Bloomberg reportó que los analistas financieros que indicaron un 2018 con una fuerte depreciación del peso, aseguran ahora que esa situación no se modificará sustentablemente. La moneda local "caeerá otro 20 por ciento este año de acuerdo a los pronósticos de nueve analistas consultados" por la agencia internacional.

Entre los pesimistas se encuentran Morgan Stanley y Franklin Templeton. Toman nota de que "Macri busca su reelección este año, tratando de sacar a su país de la segunda recesión en tres años, mientras intenta cumplir con los términos del mayor salvataje de la historia otorgado por el Fondo Monetario Internacional". "Con ese panorama, es poco realista pensar que el peso se fortalecerá", indicó la publicación.